fbpx
Deconova

Seguramente has escuchado historias como la de algún conocido que vendió su casa y sin hacerle reparaciones, en $100,000 USD por encima del precio normal de venta. O que unos amigos se vieron inundados de compradores enloquecidos dentro de las primeras 24 horas de haber puesto su casa en venta.

No es ningún secreto que el mercado de vendedores de hoy es más salvaje y competitivo de lo que ha sido en años, lo que alimenta las esperanzas de los vendedores de obtener mayores ganancias. Lo cual podría ser cierto, pero solo si se evalúa el mercado cuidadosamente.

El mayor problema con los vendedores, es que ven cosas en los periódicos o escuchan a sus vecinos: ‘Oh, esta casa acaba de recibir este precio absolutamente loco, o este agente vendió una propiedad por una enorme ganancia. El detalle, es que esas historias están circulando porque son anomalías. No obstante, gran parte de esa charla ha hecho que los vendedores piensen que incluso su casa, que puede ser simplemente una casa normal y no un anuncio súper espectacular, tendrá un precio increíble, pero eso no quiere decir que es lo que va a suceder necesariamente.

Por un lado, este fuerte mercado de vendedores ha comenzado a mostrar signos de ablandamiento, con menos compradores y precios más bajos. Esto significa que los vendedores pueden necesitar restablecer sus expectativas.

Para ayudar a los vendedores de casas a separar la realidad de la ficción, aquí hay un vistazo a cuatro mitos que probablemente hayas escuchado sobre la venta de una casa en la actualidad y por qué es posible que no sean ciertos para ti. Además, tenemos algunos consejos para que ajustes tus estrategias a las realidades del mercado actual para que puedas aumentar las probabilidades de que tu casa se convierta en la próxima historia de éxito en la cuadra.

1. “NO ES NECESARIO RENOVAR; LOS COMPRADORES ACEPTARÁN CUALQUIER COSA”

En un mercado tan hiperactivo, los vendedores pueden volverse perezosos y esperar obtener un precio alto por sus casas sin hacer ninguna reparación o actualización. Pero, la realidad es que esto podría llevarte al fracaso.

Los vendedores de viviendas que buscan obtener el mejor precio, no deben vender una casa tal como está, incluso en este mercado de vendedores.

A pesar del inventario limitado de viviendas, las casas de alto precio que necesitan demasiado trabajo son un desvío, ya que muchos de los compradores de hoy esperan que las casas estén listas para mudarse.

Los compradores de hoy todavía quieren entrar a una casa limpia, una que tenga pintura agradable en la pared, que no tenga encimeras desajustadas o refrigeradores e inodoros estropeados que no funcionen.

La verdad del asunto es esta: una nueva capa de pintura, ordenar los espacios y una buena limpieza son actualizaciones económicas que generan un retorno de la inversión de miles de dólares al momento de vender. Y no descuides cosas menores como reemplazar bombillas y arreglar pomos de puertas rotos. Eso también cuenta.

2. “PUEDE PONER EL PRECIO DE SU CASA POR LAS NUBES Y OBTENER ESA CANTIDAD”

Es cierto que los precios de las viviendas han ido subiendo. Según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios®, el precio promedio de una vivienda fue de $363,300 en junio, un 23% más que el año anterior. Eso es un gran aumento, pero no dejes que esos signos de dólar se te suban a la cabeza.

El mercado está caliente, lo que hace que los vendedores piensen que pueden pedir el precio que quieran y obtenerlo, pero eso es un mito, porque a la final, todo se trata de oferta y demanda.

Las casas deben tener un precio realista de acuerdo con lo que pide el mercado, el tipo de casa que es y su condición.

Para lanzar algo en línea y pedir un precio exorbitante, deberás tener la crème de la crème para poder lograrlo.

Un precio demasiado alto también significa que la casa podría permanecer en el mercado por un largo tiempo. Además, se está comenzando a ver que los compradores retroceden frente a precios altos y esto retrasa la búsqueda de casas, lo que obliga a algunos vendedores a reducir el precio de venta.

3. “LOS VENDEDORES NO NECESITAN COMERCIALIZAR MUCHO SU LISTADO, SE VENDERÁ”

Recientemente, un cliente estaba interesado en una casa multimillonaria en Miami, pero la publicación solo incluía una foto hecha con un teléfono inteligente del exterior. Llamó al agente a cargo de la propiedad para preguntar si se agregarían más imágenes y el agente respondió que el propietario dijo que no necesitaban más fotos porque estaban seguros de que la casa se vendería rápidamente.

Este es un sentimiento común en estos días. Algunos vendedores piensan que es inútil esforzarse mucho en el marketing online, ya que la casa está destinada a venderse rápidamente, independientemente de lo que hagan. Pero consideremos esto: la mayoría de los compradores de vivienda comienzan su búsqueda en línea, por lo que, si tu listado se queda corto, simplemente no recibirás mucha atención.

Además, los vendedores no siempre venden a compradores locales que pueden conducir o que están familiarizados con el área.

Las casas que llegan al mercado sin fotografías profesionales, información adicional pertinente y otras comodidades atractivas que podrían influir en un comprador para que elija su propiedad es un gran error.

Fotos, videos, planos de planta, recorridos en 3D y otros detalles ayudan a los compradores de vivienda a decidir si una casa es adecuada para ellos y si quieren verla en persona.

4. “EN UNA GUERRA DE OFERTAS, ES OBVIO ELEGIR LA OFERTA MÁS ALTA”

Las guerras de ofertas son comunes en estos días, y los vendedores reciben múltiples ofertas y algunas superan el precio de venta. Aceptar la oferta más alta puede resultar tentador, pero no siempre es la mejor decisión.

Son términos vs. precio, un vendedor inteligente puede tomar un precio un poco más bajo para obtener condiciones mucho mejores.

Una oferta más baja que sea todo en efectivo, por ejemplo, puede ser más atractiva, ya que elimina el obstáculo financiero y podría significar un cierre rápido. O puede que necesites más tiempo para quedarte en la casa hasta que encuentres un lugar donde mudarte.

Los vendedores deben examinar todos los factores de cada oferta, incluidas las finanzas del comprador, y no centrarse únicamente en el precio.

Muchos vendedores tienen otros motivos que podrían influir en ellos para elegir una oferta, estos podrían incluir una ocupación más prolongada, términos de cierre más flexibles u otras ofertas originales, como un crédito para los costos de mudanza del vendedor.