fbpx
Deconova

Si estás buscando graduarte como comprador novato por primera vez, sabes que las cosas están a punto de volverse mucho más complicadas. A menos que seas un coleccionista de buena fe, tendrás que vender tu casa y comprar otra de nuevo, agregando una capa completamente diferente de ansiedad a lo que ya sabe que es un proceso estresante.

En un mundo ideal, comprarías una nueva casa, te mudarías y luego, cuando todo el polvo se asiente, lidiarías con la agitación de la venta.

Pero para la mayoría de las personas, esto no es para nada realista. No solo cuesta mucho, ya que pagarás dos hipotecas al mismo tiempo, sino que los vendedores que escojas para comprar tu nueva casa podrían juzgarte rápidamente si te encuentras aferrado a tu casa actual.

Por lo tanto, si bien comprar una nueva casa y vender tu casa actual al mismo tiempo puede parecer una pesadilla de bienes raíces, al mismo tiempo puede ser tu mejor opción.

Y esto es lo que necesitas saber para asegurarte de que ambos procesos funcionen sin ningún problema.

ESTUDIA Y CONOCE EL MERCADO PRIMERO

Antes de comenzar a buscar seriamente tu nueva casa, o poner tu casa actual en el mercado, asegúrate de tener una sólida comprensión del mercado inmobiliario en tu área y el área donde planeas comprar.

Pregúntale a tu agente de bienes raíces: ¿El mercado está ponderado hacia compradores o vendedores? Solo así podrás hacer una estrategia completa. En el sector inmobiliario, tu mejor plan de acción puede depender de si los vendedores o compradores están en la posición más poderosa.

Una forma segura de jugar, es mantener tu mente abierta a muchas opciones de compra. Si se trata de un mercado de vendedores, es posible que puedas vender tu casa mucho más rápido de lo que imaginas.

Si puedes ampliar tu búsqueda y encontrar varias viviendas que te interesen, es menos probable que tengas menos problemas si la compra no se realiza, ya que, la venta de tu vivienda actual no te dejará varado.

Otra forma de protegerse es contratar a un tasador y ponerle un precio justo a tu antigua casa.

Si se trata de un mercado de compradores, debes saber que tu casa tiene mucha competencia. Es posible que no tengas el tiempo o la energía para actualizar tu hogar, pero una cosa que puedes hacer es establecer un precio razonable que haga que los compradores se interesen.

Ahora y definitiva, no es el momento para delirios de grandeza: dos meses adicionales en el mercado debido a que no quieres sentirte humillado y bajar el precio, significa dos meses que pagarás hipotecas dobles. Es decir, dos meses muy largos …

PLANIFICA TU HORARIO CUIDADOSAMENTE …

Tal vez te preguntes: ¿Debería intentar comprar primero y luego vender, o viceversa? Ambos tienen sus riesgos y recompensas.

Vender primero facilita la obtención de una hipoteca, pero también significa que necesitarás encontrar un lugar temporal para vivir.

Comprar primero significa que mudarse será más fácil, pero también distorsiona tu relación deuda / ingresos, lo que dificulta la calificación para una nueva hipoteca, sin mencionar la dificultad de hacer malabares con dos pagos mensuales de vivienda.

Tu pago inicial también puede ser difícil de obtener, si todo tu dinero está atado a tu antigua casa.

Al determinar si debes vender o comprar primero, piensa más allá de “¿Cómo puedo hacer que la mudanza sea lo más fácil posible?” En cambio, pregúntate: “¿Puedo manejar dos hipotecas? ¿Qué sucede si mi casa se vende por menos del precio de lista?”

Cualquiera que sea la opción que elijas, asegúrate de estar preparado para aceptar las consecuencias: ya sea tener que almacenar tus cosas o alquilarlas temporalmente, o sufrir la carga financiera de las hipotecas dobles.

… PERO NO CONFÍES EN EL TIEMPO

Recuerda: no eres la única parte en esta ecuación. Para cada vendedor hay un comprador, para cada comprador un vendedor.

Si bien puede parecer que las cosas funcionan sin problemas cuando se ve su plan maestro desde arriba, eso no tiene en cuenta las diferentes fortunas de las personas con las que trabajará.

Los cierres están plagados de demoras. Tus compradores pueden tener dificultades para asegurar su hipoteca; el inspector de viviendas puede plantear problemas que deben corregirse antes de que pueda mudarse.

Trata que el vendedor del lugar que estás comprando está listo para mudarse y que esto concuerde con el comprador de tu casa lo más posible.

Por lo tanto, incluso si has planeado vender tu casa primero y estás preparado para alquilar mientras compras, tienes que saber que incluso los mejores planes salen mal, y que podrías terminar haciendo malabares con ambas hipotecas. Prepararte de antemano para esta posibilidad, asegurará una transición sin problemas.

CONOCE TUS SOLUCIONES FINANCIERAS

Para quienes eligen vender primero, el proceso es relativamente sencillo: asumir el costo adicional de un alquiler entre viviendas.

Sin embargo, es posible que desees considerar la opción de un acuerdo de devolución de la renta, en el que negocia con los prestamistas y compradores para poder permanecer en la propiedad durante un máximo de 60 a 90 días, a menudo a cambio de un precio de venta más bajo o en alquiler pagado a los compradores.

Esto puede aliviar parte de la presión de encontrar un nuevo hogar, dándote tiempo adicional para buscar casa.

Pero si estás comprando primero, hable con tu agente de bienes raíces sobre formas de disminuir tu carga y riesgo financiero. Estas son las dos opciones más populares para los compradores:

Contingencia del contrato: los compradores pueden solicitar que la compra de su nueva casa dependa de la venta exitosa de su antigua casa. Si está buscando en un mercado competitivo, esta puede no ser una buena opción. Sin embargo, si el vendedor de su casa prevista ha tenido dificultades para atraer interés, este puede ser un buen negocio para todas las partes involucradas, suponiendo que pueda convencerlo de que su casa se venderá rápidamente.

Préstamo puente: un préstamo puente te permite tener dos casas simultáneamente si no tienes mucho dinero para un segundo pago inicial. Esta opción es especialmente atractiva si planeas vender tu casa primero y usar los ingresos para comprar la segunda. Funciona como un préstamo a corto plazo, destinado a pagarse con la venta de su casa original.

NO DEJES QUE EL MIEDO TE APURE

Si tu casa se ha vendido, pero no has encontrado un nuevo lugar para vivir, no permitas que la ansiedad te lleve a tomar una mala decisión.

No hagas una compra apresurada por el solo hecho de sentirte presionado por las limitaciones de tiempo.

Ahora bien, ¿encontraste la casa perfecta justo a tiempo? Eso es genial. Pero no sientas que tienes que comprometerte en cosas que son importantes para ti solo porque necesita encontrar un hogar.

Por el contrario, no aceptes una oferta que consideres demasiado baja solo porque tus finanzas se ven afectadas por dos hipotecas.

Ciertamente, vender y comprar una casa simultáneamente es estresante, pero considerar y planificar cuidadosamente los riesgos y obstáculos puede mitigar el estrés.

Si te encuentras en esta situación y necesitas una mano amiga en cual confiar, en Deconova International Group, ponemos a tu disposición todas nuestras experiencia y herramientas, para que logres vender y comprar un inmueble al mismo tiempo sin que sea estresante.

Visita nuestra página web o contáctanos para más información o asesorarte con los mejores.

Share This