fbpx
1-305-412-5520 info@DecoNovaFlorida.com

Comprar una casa puede ser complicado y algo estresante, especialmente cuando se trata de su primera casa. Es por esto que, para ayudarlo en el proceso de compra de su primera vivienda, le ofrecemos 10 simples secretos que debe conocer y que lo ayudarán a facilitar este proceso. 

1. Cree una lista de necesidades versus deseos: Anote las características no imprescindibles que debe tener su nuevo hogar: cuanto más específicas, mejor. Si una propiedad no cuenta con ningún punto de su lista, omita visitarla para evitar comprometerse. En cambio, si una propiedad cuenta con todas o con la mayoría de los elementos que usted desea, haga un registro de él. Durante el recorrido, tome notas y fotos de la propiedad para que pueda revisar más adelante y esto le ayude a tomar una decisión sobre qué casa tiene lo que necesita y, en última instancia, es la adecuada para usted. 

2. Determine su poder de compra: establecer el presupuesto máximo a pagar, lo ayudará a comprar su nueva casa. A continuación, ajuste su lista de necesidades junto con el presupuesto y así podrá tener una idea más clara de que tipo de propiedad puede adquirir. 

3. Optimice los gastos y ahorre más: ahorrar dinero para el pago inicial lleva tiempo. Una buena manera de comenzar es recortar gastos innecesarios. Encuentre formas simples de ahorrar dinero extra, como tomar su café en una cafetería y ahorre ese dinero en una cuenta dedicada para que pueda ver su progreso. Si tiene dificultades para ahorrar, la automatización del proceso puede ayudar. Puede hacer que parte de su nómina sea depositada en una cuenta de ahorros o que su banco deposite dinero automáticamente en su cuenta de ahorros. 

4. Entrevístese con varios agentes de bienes raíces: es muy aconsejable conocer varios agentes antes de decidir con quién trabajará en esta travesía de comprar su vivienda. Averigüe cuantos años de experiencia tiene en el ramo de bienes raíces, pregunte si trabaja solo o cuenta con un equipo de ventas y cuál es su horario en los próximos meses, esto con el fin de conocer si podrá amoldarse a su horario y así poder trabajar en conjunto. 

5. Trabaje con un agente local: procure trabajar con un agente local y que tenga experiencia, una amplia cartera de negociaciones y, sobre todo, que conozca muy bien la zona. Esto le ayudará a que el proceso de compra sea más amigable para usted. 

6. Mantenga su posición de negociación: recuerde que todo lo que le dice al vendedor o al agente de bienes raíces, puede tener un impacto significativo en cómo reciben su oferta. Si bien la búsqueda de una casa puede ser un proceso muy largo, mantener la compostura es imprescindible ya que un comprador potencial demasiado entusiasta puede terminar pagando en exceso. Por otro lado, las duras críticas a la casa pueden ser ofensivas. Evite decir cosas como: 

  • “¡Esta es la casa de mis sueños!”
  • “¡Ese sofá es horrible!”
  • “Me puedo permitir gastar tanto”.
  • “No puedo esperar para deshacerme de eso”.
  • “¿Por qué estás vendiendo?”
  • “Nunca obtendrás ese precio”.

7. Infórmese bien acerca de la oferta: negociar puede ser complicado, es por eso que le recomendamos que discuta los siguientes aspectos de su oferta con su agente para que tenga un claro conocimiento de las implicaciones financieras antes de firmar un contrato:

  • Precio de mercado: su agente puede ayudarlo a determinar un precio de oferta basado en su presupuesto, dinámica de mercado y viviendas comparables en el área.
  • Depósito de garantía: colocar una parte del precio de compra en una cuenta de depósito puede demostrarle al vendedor que usted habla en serio. Solo asegúrate de discutir los escenarios que podrían hacer que pierdas este depósito.
  • Contingencias: Estas son disposiciones que pueden permitirle salir de su contrato sin perder su depósito bajo ciertas circunstancias, como pasar una inspección o tasación de la vivienda, o obtener un préstamo. Con su agente, revise cómo estas disposiciones pueden proteger los intereses de un comprador y qué impacto pueden tener en una venta.

8. Evalúe la apreciación de la vivienda: si ha solicitado una hipoteca, su futura vivienda aún debe someterse a un estudio para conocer el valor real. Un tasador estimará el valor de la propiedad en función de las condiciones, la ubicación, los metros cuadrados y las renovaciones hechas. Si la valoración es mayor a lo que usted ha ofrecido, tiene opciones. Algunas de estas pueden incluir:

  • Apelar la evaluación: tenga en cuenta que una apelación puede extender el proceso unas pocas semanas.
  • Obtener una segunda evaluación: este es un costo adicional y también puede extender el proceso.
  • Negociar con el vendedor: a veces un vendedor bajará el precio o ayudará de otras maneras.
  • Alejarse: es probable que pierda el dinero ya pagado por las inspecciones y / o evaluaciones, y su depósito de garantía puede estar en riesgo si no tiene una evaluación o una contingencia financiera en su contrato.

9. Siga la lista de verificación de su inspector de viviendas: su inspector debe estar capacitado para verificar cualquier problema en su futuro hogar. Acompañe al inspector durante la inspección para hacer preguntas y descubrir cualquier detalle oculto de la casa. Si surge algún problema, el inspector puede recomendar los pasos necesarios para solucionarlo. La inspección de la vivienda debe examinar varias características y componentes de infraestructura como:

  • Techos y problemas estructurales.
  • Problemas mecánicos y eléctricos.
  • Problemas en las tuberías.
  • Condición general de funcionalidad (es decir, ventanas, puertas, ventilaciones, luces, ventiladores) y seguridad (es decir, moho, peligros, detectores de humo defectuosos, etcétera).

10. Espere hasta cerrar la venta: ¡No rompa el trato! La venta no es final hasta que firme todos los documentos y obtenga las llaves. Cualquier cosa que haga antes del cierre, puede afectar la venta. La mayoría de estos ya no se hacen en persona, sin embargo, si logra finalizar el cierre en persona, es ventajoso evitar expresar estos posibles acuerdos:

  • “No puedo esperar para obtener todos los muebles nuevos que compramos”.
  • “No puedo esperar para destripar la casa”.
  • “¿Podrías quitar ese columpio del patio trasero?”

Comprar una casa por primera vez es un proceso largo pero gratificante. La preparación para esto no solo requiere un compromiso financiero, sino también tiempo invertido en identificar qué tipo de casa podría ser la mejor para usted y seleccionar el profesional inmobiliario adecuado para guiarlo en el camino. Con estos consejos en mente, estará mejor preparado y con ideas muchos más claras.

Share This