fbpx
Deconova

La pandemia de coronavirus ha hecho que muchas personas reconsideren el estilo de vida que desean. La vida en apartamentos en áreas urbanas y densamente pobladas está perdiendo su atractivo, ya que, los residentes están sujetos a restricciones de construcción y corren el riesgo de entrar en contacto con personas infectadas por el virus.

Algunas encuestas realizadas, sugieren que casi un tercio de la población en aquellos países que han sufrido a mayor escala esta pandemia, están considerando mudarse a áreas menos pobladas, y en algunos de estos países, ya se están reubicando. Entre el 15 de marzo y el 28 de abril, los traslados de la ciudad a zonas menos pobladas o que ofrecen casas con mayor distancia entre propiedades, aumentaron un 74% en comparación con el año anterior.

El deseo de espacio y privacidad, y de control sobre quién entra y sale de la casa, es más fuerte que nunca, lo que hace que las viviendas unifamiliares sean una inversión realmente inteligente en estos momentos.

Ahora bien, en el caso específico del mercado inmobiliario americano, las viviendas unifamiliares en la era pos Covid, son un tipo de compra más flexible, ya que, en algunas ciudades no hay miembros de la junta que impongan reglas sobre cómo vives. El espacio al aire libre se puede disfrutar libremente con la familia, y nadie está allí para imponer el distanciamiento social. Si quiere venderlo o alquilarlo, solo se necesita tomar esa decisión y sin la necesidad de consultárselo a nadie.

Las viviendas unifamiliares en los suburbios, así como en las afueras de las principales ciudades, ofrecen oportunidades particularmente buenas para obtener un fuerte retorno de la inversión.

Durante esta pandemia, el número de viviendas unifamiliares que se están rentando supera los números de años anteriores, pasando de un 33% a un 59%.

Sin embargo, la vida en un apartamento no está perdiendo su brillo por completo. Los condominios con servicio completo de alta gama que hacen un esfuerzo adicional, implementando nuevas medidas para proteger a sus residentes, aún atraerá a los compradores.

EL ATRACTIVO DE LAS PROPIEDADES UNIFAMILIARES POST-COVID

Antes del brote de coronavirus, la demanda de viviendas unifamiliares ya era alta, y algunos expertos en bienes raíces esperan que la pausa actual en gran parte de la compra y venta en los EE. UU. Conduzca a una demanda acumulada post-Covid.

Invertir en viviendas unifamiliares no solo en las afueras de las ciudades, sino también dentro de ellas, podría generar grandes beneficios.

Desde el punto de vista de inversión, el valor y la conveniencia de una vivienda unifamiliar es muy alto, particularmente en grandes ciudades, donde la cantidad de tierra es limitada y no se pueden construir nuevas viviendas.

Dado que muchas juntas y asociaciones de propietarios de viviendas en edificios de apartamentos están restringiendo los visitantes y los servicios, y limitando la capacidad de los compradores de ver las unidades en venta, la autonomía que brinda la vivienda unifamiliar las hace aún más atractivas.

Otro factor a raíz de la pandemia, es que se espera que los millennials comiencen a buscar más metros cuadrados en los suburbios, pero es más probable que alquilen que compren, lo que presenta oportunidades para que los inversionistas obtengan ingresos por alquileres.

Y es que se sabe que los Millennials quieren tener más espacio, pero no quieren la responsabilidad de ser dueños. La incertidumbre hace que las personas sean más aptas para alquilar, sin saber a dónde podría llegar el mercado laboral, por lo tanto, es un momento fabuloso para transferir dinero a los bienes raíces como una inversión, en lugar de los mercados financieros.

El sur de la Florida podría ser un mercado prometedor para los inversionistas, ya que, las personas del noreste se dirigen al sur en busca de más espacio y una vida frente al mar. La falta de impuestos sobre la renta de Florida y los impuestos a la propiedad más bajos, también son un gran atractivo para los compradores de estados con altos impuestos como Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

En la próxima temporada, se espera que las casas con piscinas independientes reciban más atención. A principios de este año, el precio de los alquileres de casas unifamiliares aumentó mucho, especialmente las casas frente al mar. Incluso si es costoso como inversión, vale la pena, porque los propietarios obtienen mucho dinero de alquiler por mes, y los precios normalmente no bajan en estas zonas.

En Orlando, Miami, Palm Beach y otras ciudades, la demanda de casas es mayor que la de condominios, particularmente de compradores con familias jóvenes que buscan playas privadas y más espacio para sus hijos. Hay una serie de neoyorquinos trabajando desde diferentes ciudades de la Florida debido al Covid, y esto está causando un resurgimiento de la actividad inmobiliaria, por lo que la oferta y la demanda siempre hacen de este estado una inversión segura.

QUÉ CARACTERÍSTICAS SE DEBEN BUSCAR EN CASAS UNIFAMILIARES

Los inversionistas deben considerar qué características de la propiedad serán especialmente demandadas, dada la forma en que la pandemia de coronavirus ha alterado las formas de vida y de trabajo de los estadounidenses. El espacio al aire libre, por ejemplo, será una de las características más atractiva y contar con una oficina dedicada para trabajar desde casa será una prioridad.

Tener un espacio privado al aire libre ahora se percibirá como un gran lujo, ya sea en forma de una terraza frente a un apartamento o un jardín, el espacio personal al aire libre le permite a uno tener la tranquilidad de saber que alguien más no violará el distanciamiento social, así como la comodidad de saber que cualquier cosa que toque es suya y no estará contaminada por el mundo exterior.

Los inversionistas también deben mirar de cerca las propiedades en comunidades cerradas, donde la sensación de mayor seguridad será un atractivo para los compradores.

Cuando se habla sobre gama alta, nos referimos a que los compradores realmente comenzarán a buscar comunidades cerradas, ya que, las personas estarán muy concentradas en obtener amplios espacios con suficiente privacidad y piscinas. Van a cambiar sus estilos de vida, con mucho más trabajo desde casa, y si esta, o cualquier otra pandemia atacara, la gente quiere sentir que están preparados y que su hogar puede ser su santuario.

Share This