fbpx
Deconova

Si se encuentra en el proceso de búsqueda de una casa en este momento, hay muchas cosas que puede hacer para asegurarse de que su nueva casa sea inteligente desde antes de mudarse a ella.

Y como muchos de nosotros trabajamos desde casa y tenemos WiFi integrado a todo, desde refrigeradores hasta timbres, disponer de un Internet de alta velocidad es un punto de venta importante cuando se trata de encontrar su próximo lugar.

Entonces, la primera tarea esencial es preguntar sobre la conectividad y velocidad de internet antes de poner un pie en el nuevo hogar.

1. Empiece por el ancho de banda

Ya sea que esté buscando un condominio o una casa, su agente puede ayudarlo a consultar sobre la configuración actual del Proveedor de servicios de Internet (ISP) en la zona en la que se encuentra la propiedad. Luego, investigue un poco para conocer los otros ISP que brindan cobertura en el área. Una vez que tengas esa información, podrá evaluar los diferentes planes y velocidades.

En términos generales, querrá encontrar el Internet más rápido. Incluso antes de asistir a una visita, pregúntele a su agente si el apartamento o la casa que está considerando comprar, está cableado para una red de fibra óptica. Al final del día, cuanto más ancho de banda disponible, mejor.

Una vez que sepa los servicios de internet disponibles, tómese un minuto para familiarizarse con los requisitos de configuración de su ISP elegido. Si requiere un técnico, es probable que desee programar esa visita lo más cerca posible del día de la mudanza para que no lo atrapen sin conectividad.

2. Sea honesto consigo mismo (y con su agente) sobre sus necesidades.

Obviamente, es importante tomarse un tiempo para evaluar honestamente sus necesidades y las de su familia en lo que respecta a la ubicación, el tamaño, la distribución y el estilo de una casa, pero no se olvide también de la tecnología. Por ejemplo, los padres pueden estar interesados ​​en saber si todos los dormitorios están en el mismo nivel, pero también deben considerar si sus hijos jugarán todo el día todos los días. Del mismo modo, un espacio dedicado para la oficina en casa, podría ser clave si planea trabajar desde el hogar, pero también querrá asegurarse de que su configuración inalámbrica le deje suficiente ancho de banda disponible para videoconferencias.

Tome nota de la cantidad de ancho de banda que usa su familia a diario. Si sus hijos son jugadores, o hace muchas videollamadas, querrá tenerlo en cuenta.

Ser franco con su agente sobre todas las necesidades de su familia, le ahorrará a todos algo de tiempo. Que su agente tenga todas estas preferencias, agilizará el proceso al momento de seleccionar casas para sugerir.

3. Preste atención a la arquitectura.

Ya sea que asista a una exhibición de manera virtual o en persona, preste atención a la distribución de la casa y los materiales de construcción. En primer lugar, realice su evaluación en función de las necesidades y el estilo de vida de su familia, luego, piénselo en términos de dónde puede colocar su módem y enrutador para ayudar a transmitir WiFi de manera eficiente.

En la mayoría de los hogares, debe ser una habitación central, como la sala de estar, o un área donde más se usa WiFi, como la oficina en casa. Tome nota (o pregunte a su agente sobre) los materiales de construcción de la casa; algunos son mejores que otros cuando se trata de conectividad.

Aquí tiene algunos puntos importantes a tener en cuenta:

Unidades de calefacción por suelo radiante: Desafortunadamente las unidades de calefacción por suelo radiante de metal pueden causarle serios problemas a una red WiFi doméstica. Si la casa que está considerando tiene pisos con calefacción, simplemente planee colocar un enrutador o extensor de WiFi en cada nivel para ayudar a garantizar una conectividad óptima.

Mampostería de hormigón y ladrillo: una señal de WiFi no puede penetrar fácilmente las paredes de hormigón o mampostería, por lo que no son ideales para una conexión WiFi rápida. Esto puede ser un gran problema en casas o apartamentos antiguos, así que tómese un tiempo para preguntar acerca de los materiales de construcción de la casa durante la visita.

4. Analice la zona de conectividad

Durante la búsqueda de su casa, y una vez que finalmente esté listo para mudarse, tómese un poco de tiempo para averiguar dónde debería estar el centro tecnológico o zona de conectividad de su hogar. Idealmente, debe ser un área de alto tráfico que esté ubicada de manera céntrica en su hogar, como la cocina o la sala de estar. Aquí es donde probablemente desee colocar su módem y enrutador principal, así como cualquier sistema de comando doméstico inteligente.

Planifique el centro de su hogar en una habitación donde necesitará mucho ancho de banda, como una oficina en casa, o una ubicación central como una sala de estar.

Si tiene un plano de su nuevo espacio, haga un mapa de la ubicación de su módem, enrutador y electrodomésticos inteligentes, incluidos los accesorios inteligentes para exteriores como timbres y cámaras de seguridad. Esto lo ayudará a evaluar la probabilidad de tener o no que invertir en un extensor de WiFi.

Finalmente, cuando esté considerando un proveedor de servicios de Internet para hacer que toda la magia suceda, no se olvide de las ventajas de cambiar a un servicio más rápido. Considere una red 100% de fibra óptica, que puede ser menos propensa a retrasarse, en comparación a una conexión por cable tradicional.

Cuando haya hecho sus deberes durante la búsqueda de su casa y se haya ocupado de la configuración de la tecnología, la conectividad puede ser lo primero que tache en la lista de verificación de la mudanza. Ahora todo lo que queda por hacer es instalarse y comenzar a disfrutar de su nuevo hogar inteligente.

Share This