fbpx
Deconova

Si enfrentar una pandemia global, así como una serie de otros desastres que este 2020 decidió lanzarnos no fue suficiente, la temporada de huracanes ahora está en su apogeo.

La temporada de huracanes en el Atlántico generalmente dura de junio a noviembre y alcanza su punto máximo desde fines de agosto hasta septiembre.

Este año, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica está anticipando una actividad superior a lo normal. Su Centro de Predicción Climática ha pronosticado de 13 a 19 tormentas con vientos de 39 mph o más, de los cuales seis a 10 podrían convertirse en huracanes con vientos de 74 mph o más, incluidos tres a seis huracanes importantes categoría 3, 4 o 5, con vientos de 111 mph o más.

Como hemos aprendido de años pasados, la preparación es clave. Pero esto puede parecer una tarea desalentadora, especialmente en medio de la pandemia de COVID-19, cuando muchos recursos y suministros son limitados.

Sin embargo, hay algunas cosas clave que puede hacer para garantizar que su hogar esté protegido.

PREPARARSE CON TIEMPO

Comprar en los días previos a una tormenta puede ser peor que desafiar a las multitudes del Black Friday. Los artículos de primera necesidad tienen una gran demanda y el tiempo es corto. Así que acondicione su hogar temprano, especialmente cuando se trata de artículos de alto precio.

Establezca planes para acelerar los pedidos de suministros de seguridad en caso de huracán y abastézcase lo antes posible.

Hay algunos artículos que incluso puede comprar antes de la temporada de tormentas, como madera contrachapada para sus ventanas o persianas contra huracanes.

Si está anticipando una limpieza importante en su patio o casa, es aconsejable abastecerse de equipos para el césped, bolsas de basura, rociadores de moho y suministros de limpieza.

Tenga en cuenta que la pandemia ha tenido un impacto en las tiendas de mejoras para el hogar, muchas de las cuales han permanecido abiertas durante la cuarentena. Muchas personas están usando su tiempo en casa para trabajar en proyectos interiores y exteriores, y los artículos estándar tienen una gran demanda.

REALICE SUS PROYECTOS AHORA

Si ha pospuesto las reparaciones del hogar, ahora podría ser el momento de hacerlas. Por supuesto, el paisajismo de su jardín puede esperar si se esperan fuertes lluvias, así que piense en las cosas que puede hacer para su hogar como protección.

Su techo es su primera línea de defensa desde el punto de vista de la lluvia y tal vez ha ignorado algunas señales de advertencia como decoloración en sus paredes o techos en el interior que podría arreglar. Hacerlo puede asegurar que su techo pueda soportar no solo las lluvias sino también los vientos que pueden ser bastante dañinos.

Asegúrese de que sus canaletas estén limpias y en una posición correcta para dirigir el agua de la tormenta lejos de su hogar y hacia las partes correctas del patio.

Y si las ventanas están dañadas o no están bien aisladas, haga que las revisen lo más pronto posible.

Finalmente, tome en serio la limpieza general, es el momento perfecto para organizar lugares como su garaje o sótano, que probablemente alberguen objetos valiosos en riesgo de daños por tormentas.

Ocúpese de las reliquias familiares, fotos de bodas, fotos de niños, cualquier cosa que pueda poner en un contenedor o bolsa de plástico, y almacenar en lo alto en caso de que el agua entre en su hogar.

Obtenga también una lista de verificación para artículos pequeños.

Este es el peor momento del mundo para descubrir que las baterías de su linterna no funcionan, o no tiene velas de emergencia, o no tiene una hielera cuando su refrigerador deje de funcionar.

En resumen, compre estos artículos temprano.

Se trata de esperar lo inesperado y planificar lo que podría suceder en lugar de lo que espera que suceda.

CONSIDERE UN REALIZAR UN GASTO IMPORTANTE

Puede ser fácil poner excusas por las que ciertos proyectos de mejoras para el hogar no son prioridad. Muchos son costosos e implican mucho tiempo y esfuerzo.

Pero prepararse para una temporada de huracanes antes de que comience cada año, significa abordar esos proyectos más grandes de frente. Un gran ejemplo es con ventanas de impacto.

Las ventanas de impacto están diseñadas y fabricadas para soportar condiciones climáticas costeras severas, ofreciendo la mayor protección para su hogar.

Incluso si su hogar nunca ve otra tormenta, las ventanas de impacto son buenos aislantes, lo que significa ahorrar dinero en su factura de energía durante todo el año.

Los precios varían según el modelo de la casa y el tamaño de las ventanas, pero si necesitará gastar varios miles de dólares para reemplazar sus ventanas.

¿La buena noticia? No necesitará comprar persianas contra huracanes, y las ventanas aportan valor agregado a su hogar y le brindarán mucha más tranquilidad.

Todos sabemos el daño que puede llegar a causar la temporada de huracanes, por lo que en DecoNova International Group, queremos ofrecerle los mejores consejos para que su propiedad esté segura.

Share This