fbpx

9 FORMAS DIVERTIDAS, FÁCILES Y SEGURAS DE DESARROLLAR UN ESPÍRITU COMUNITARIO

Muchos de nosotros hemos pasado los últimos dos años acurrucados en casa, a menudo hasta el punto de que apenas sabemos cómo son nuestros vecinos. Pero ahora que la pandemia parece estar retrocediendo en muchas áreas y el clima se está calentando, es un buen momento para socializar un poco más de manera segura y reforzar el espíritu comunitario de tu vecindario.

Salir del caparazón creado por el COVID-19 puede parecer incómodo al principio, pero una vez que te sumerjas de nuevo, volverás a aprender el satisfactorio arte de las conversaciones triviales y hará que tu comunidad sea más fuerte e incluso más segura al mismo tiempo.

Es más fácil velar por el bienestar de un vecino cuando sabes que la casa gris con la calzada helada pertenece a Roberto, quien es el que te presta las últimas novelas de espías.

Pero construir una red de vecinos no es un trabajo de una sola persona; se necesita la mayor parte de la comunidad a tu alrededor. Haz correr la voz en tu cuadra o en tu edificio para hacer flotar la idea de algunas actividades grupales y ver si las personas están dispuestas a ofrecerse como voluntarias para una tarea.

Los letreros, el correo electrónico y los grupos locales en línea son excelentes maneras de crear un comité para que todo comience a funcionar.

Independientemente de cómo empiece, el resultado debería ser una comunidad más unida y mejores lazos entre tus vecinos. Aquí hay nueve maneras de hacer que suceda.

1. REALIZA UNA GRAN VENTA DE GARAJE

¿A quién no le encanta mirar las cosas de otras personas y conseguir una ganga?

Una venta de garaje puede ser un evento anual muy querido en el que las personas ponen a la venta sus artículos no deseados o infrautilizados.

Esto también es inteligente para aquellos que recientemente se mudaron a la calle, porque ahí es cuando te das cuenta de que tienes cosas que funcionaban en la casa anterior pero que ahora no encajan en tu nuevo hogar.

Otra idea divertida es donar las ganancias a una organización benéfica que tú y tus vecinos hayan acordado. Simplemente revisa las normas de la ciudad para este tipo de venta antes de fijar una fecha.

2. CULTIVAR UN JARDÍN COMUNITARIO

¿Tu vecindario tiene un parche verde compartido que podría necesitar un poco de amor? Considera convertirlo en un jardín comunitario de vegetales o flores.

Plantar semillas, arrancar las malas hierbas y luego compartir la recompensa es un regalo para toda la comunidad. Tal vez plantar algunas peonías o artículos comestibles, puede conducir a una interacción aún mejor entre vecinos.

Todos pueden ofrecerse como voluntarios para mantener la parcela y, llegado el momento de la cosecha, la calle podría organizar una cena en el jardín y así compartir entre todos los frutos de esa cosecha.

3. CREA UNA BIBLIOTECA LOCAL

La unión por un amor compartido por los libros definitivamente puede unir a toda una comunidad. ¿Y quién no tiene algunos libros que le encantaría tirar?

Una persona hábil en la cuadra o un entusiasta del bricolaje podría construir una caja de libros para protegerlos y luego colocarla en una ubicación central en la calle con el permiso de la ciudad. Dedica también un estante a los libros para niños.

4. ÉCHALE UNA MANO A TU PRÓJIMO

Nada dice “Estamos juntos en esto” con tanta fuerza como gastar tiempo y esfuerzo para ayudar a las personas de tu vecindario.

Es muy fácil lograr esto: mantente alerta a lo que se necesita y ofrece ayuda. ¡Es fácil! Si las hojas de un vecino anciano se están acumulando, toma un rastrillo y a tus hijos, y dirígete al césped del vecino.

Si eres el que tiene un generador para toda la casa cuando se va la luz, infórmales a tus vecinos para que puedan cargar teléfonos, lavar la ropa y calentarse en tu casa.

5. PROGRAMA UN DÍA DE LIMPIEZA

Lo más probable es que haya basura o ramas muertas en el vecindario que necesiten ser recogidas. Designa un día de limpieza cada trimestre; investiga con anticipación cómo y dónde deshacerse de esos artículos.

También puedes intercambiar ideas sobre cómo reducir los desechos como una unidad, crear un cronograma para las operaciones de la planta de reciclaje o incluso comenzar a reutilizar o reciclar la basura.

También puedes realizar reuniones trimestrales de “Hazte más ecológico”, donde los vecinos comparten ideas sobre compostaje, barriles de lluvia y cosas por el estilo.

6. ORGANIZA UNA FIESTA

¿Quién puede resistirse al atractivo de una bebida fría y un aperitivo caliente? Una fiesta anual es una excelente manera de reunirse y conocer a tus vecinos. Alquilar un espacio en un centro comunitario o montar una tienda de campaña en el jardín de una persona generosa son dos formas de hacerlo.

Pocas cosas unen a las personas tan bien como la promesa de buena comida y diversión.

Algunas comunidades combinan estos eventos con un día festivo; otros hacen una lluvia de ideas como “papas fritas, salsas y cócteles”. El punto es ¡Ser creativo!

7. PREPÁRATE PARA LA NOCHE DE JUEGOS

Mientras los niños juegan Animal Crossing y Minecraft, los adultos también encuentran tiempo para divertirse. Organiza una noche de juegos de mesa en tu casa o en el área común de tu edificio y sugiere que todos traigan sus juegos favoritos.

Revisa si algunos vecinos están interesados ​​en formar un grupo de póquer o un club de bridge que se reúna en una casa diferente cada vez.

Ponte nostálgico. ¿Hay fans de Trivial Pursuit o Pictionary por ahí? Es posible que te sorprenda al descubrir que la gente de al lado son competidores feroces.

8. ORGANIZA UN GRUPO EN LÍNEA

Los grupos de Facebook y Whatsapp son excelentes formas de conectarse.

Estas redes acercan a los vecinos de muchas maneras. La gente comparte noticias sobre cierres de calles o carreteras, pide referencias de servicios o simplemente bromea sobre la vida local.

9. DESIGNA UN EQUIPO DE SEGURIDAD

Muchos vecindarios tienen sus problemas.

Desarrolla un sistema de seguridad del vecindario, si es necesario, instalando cámaras en la cuadra y crea un árbol de mensajes telefónicos para notificaciones de emergencia, algo importante en esta era de clima loco.